Seleccionar página

Según el portal inmobiliario Idealista, los precios de los pisos en alquiler bajaron en 2018 a la mitad de lo que habían alcanzado en el año anterior, aún así el alquiler subió un 9,3% el año que acabamos de dejar. Aunque la subida ha sido más suave, no se han alcanzado las cifras de 2017.

La subida, anual, del 9,3% supone que el precio del metro cuadrado se encuentra en 10,6 euros al mes, casi ocho euros menos que el año anterior.

En ciudades como Madrid o Barcelona los precios han bajado un 1,5 y un 1% respectivamente, lo que para el Jefe de Estudios de Idealista supone la tendencia que marcará al resto de ciudades españolas.

Barcelona, Castellón, Tarragona, Jaén y Ciudad Real han reducido su precio en los últimos meses. Burgos ha sufrido la subida más importante en el precio de los alquileres, acompañada de Guadalajara, La Coruña y Lugo. Madrid ha visto reducir los precios en algunos distritos, como el de Tetuán, Hortaleza y Centro.

A pesar de la bajada de los precios, Barcelona sigue situándose como la ciudad más cara, seguida de Madrid y San Sebastián. En el lado opuesto, las ciudades más baratas para vivir de alquiler son Cáceres, Jaén y Zamora.